Arquitectura Abierta: la posibilidad de combinar vehículos de inversión de distintas compañías en un único portafolio

La Arquitectura Abierta, acompañada de una buena asesoría, se relaciona con una mejor experiencia del inversor, así como con mayores retornos asociados a niveles de riesgo más acotados, gracias a la diversificación.

19 de mayo 2021 - La mayoría de las veces, salir a comer a un restaurant (cuando no se está en cuarentena, por cierto) es una actividad muy grata. Ahora, si pudiéramos desarrollar mentalmente una experiencia lo más cercana a un mundo perfecto, nos gustaría cambiar ciertas cosas. Por ejemplo, nuestra comida perfecta podría incluir la entrada que más nos gusta del restaurant A, el plato de fondo del restaurant B y el postre del restaurant C, sin embargo, esto es complejo, ya que cada establecimiento es más especializado en un estilo y tipo de comida, siendo imposible que sean expertos en absolutamente todo. Otro tema es el de la amplitud de las cartas, claramente los restaurantes no pueden tener una carta con todas las alternativas culinarias existentes, de modo que corremos el riesgo de que aquello que justamente queremos pedir no esté disponible en el lugar en que nos encontramos.

En teoría podríamos tener nuestra comida perfecta sacando de cada restaurant nuestro plato favorito, pero eso nos obligaría a ir a más de un lugar, arruinando parte de nuestra experiencia al pasar más tiempo viajando entre establecimientos y, claramente, sería muy costoso en términos monetarios. Podría ocurrir también que entre plato y plato el intervalo de tiempo sea tal que hayamos cambiado de opinión o ya estemos sin hambre, perdiéndose de este modo el sentido de la oportunidad.

¿Cómo funciona la Arquitectura Abierta?

Este sencillo ejemplo de la vida cotidiana es aplicable a diferentes situaciones y la confección de una cartera de inversiones que se adapte lo mejor posible a nuestras necesidades no es la excepción. Normalmente, los bancos de inversiones, administradoras de fondos y agentes financieros que manejan vehículos de inversión tienen ciertas especialidades o productos que les funcionan mejor, tal como un cierto plato puede quedar mejor en un determinado restaurant.

Esta aspiración de poder confeccionar una cartera con las mejores alternativas existentes, pudiendo combinar vehículos de inversión como fondos mutuos de la propia compañía de la que somos clientes, junto a alternativas de otras administradoras, es lo que inspira el concepto de Arquitectura Abierta. Lo anterior nos permite tener a nuestra disposición una parrilla de activos más numerosa, capaz de complementar nuestras carteras y pudiendo acceder algunas veces a instrumentos de mayor especialización que solo ciertas boutiques financieras serían capaces de producir. Todo esto, por cierto, con una estructura razonable en términos de costos.

Beneficios de acceder a estructuras de Arquitectura Abierta

De este modo, podríamos sintetizar los beneficios de acceder a estructuras de arquitectura abierta para nuestras carteras de inversión en los siguientes puntos:

  • Mayor amplitud de nuestro universo de alternativas de inversión: siendo posible tener acceso a una mayor variedad de instrumentos o contar con más alternativas de administración para un mismo asset class.
  • Capacidad de elegir lo mejor de cada institución: al contar con la posibilidad de elegir entre diferentes instituciones podemos optar según nuestras necesidades, intereses y con la objetividad que entregan las cifras de retorno, entre aquellos instrumentos que nos parezcan mejores.
  • Incrementar nuestras alternativas de diversificación: se amplían poderosamente las alternativas de inversión con que podemos contar.
  • Posibilidad de acceder a productos que requieren de mayor especialización y que, por tanto, solo algunas boutiques financieras serían capaces de producir: es imposible que una institución financiera sea capaz de desarrollar todo tipo de instrumentos y tener capacidad de especialización en todo, por lo que resulta conveniente buscar alternativas externas que sí gocen de tal expertise.
  • Aumentar la capacidad de personalización de las carteras de inversión: ante las distintas necesidades de los múltiples inversionistas lo mejor es tener la posibilidad de elegir entre una mayor diversidad de alternativas.
  • Acrecentar la velocidad de reacción a los cambios que produzca un mercado cada vez más complejo de seguir: contar con una mayor variedad de alternativas de inversión permite acceder de manera más precisa a oportunidades o evitar amenazas que surjan en el día a día de los mercados, logrando una mayor capacidad de realizar asignaciones tácticas a los portfolios. 

De la Arquitectura Abierta a la Arquitectura Guiada: la importancia de asesorarte con un experto en inversiones

Dentro de los sistemas de arquitectura abierta podemos encontrar sistemas de arquitectura guiada, en donde no sólo se tiene a disposición una gran cantidad de alternativas, sino que además se cuente con la opción de recibir el apoyo y asesoría de expertos en inversiones, que teniendo a disposición mayores herramientas puedan prestar una mejor solución a las necesidades de los clientes. 

En este sentido, la orientación de un experto puede ser vital. Encontrarse con una infinidad de alternativas, pero sin alguna guía puede ser complejo. Siguiendo con la analogía del restaurant, tener una carta con infinitas alternativas puede ser bastante confuso, por lo que el chef del establecimiento podría ayudarnos guiando nuestra elección o acotando las alternativas de acuerdo con nuestros gustos. Si hablamos de la carta de vinos puede ser más difícil aún cómo hacer una buena elección según el plato escogido y es aquí donde pedimos ayuda al sommelier.

La combinación de contar con mayores alternativas de inversión, sumado a la capacidad que tengan las administradoras de inversiones de otorgar así soluciones más apropiadas y personalizadas para los clientes se traduce en mejores experiencias de inversión para estos últimos. Esta mejor experiencia no viene solo de la mano de tener carteras más apropiadas según las necesidades e intereses, sino que estas también permiten acceder a instrumentos que podrían ofrecer mayores retornos asociados a niveles de riesgo más acotados gracias a la diversificación que permiten.

Si bien en el mundo culinario es complejo alcanzar una comida soñada dada la imposibilidad de acceder a los mejores platos de los diferentes restaurantes en un mismo lugar, en el mundo de las inversiones gracias a tendencias como la arquitectura abierta y arquitectura guiada sí podemos acercarnos a ello, pudiendo así no solo mejorar nuestra experiencia, sino que también nuestros resultados.
 

Jorge Herrera Álvarez, Jefe Estrategia de Inversión AGF
Ingeniero comercial, Máster en Bolsa y Mercados Financieros (IEB), España.

 

Quiero saber más

 

La información en este documento no debe ser considerada como un consejo o recomendación para la adquisición o venta de valores.  La rentabilidad pasada no es un indicador confiable de la rentabilidad futura y no resulta confiable para adoptar decisiones de inversión.  La rentabilidad de las inversiones es variable.  Principal no garantiza la exactitud de la información, la que no debe ser entendida como una recomendación de inversión ni como un pronóstico cierto o proyección de rentabilidad.  Esta información no pretende representar el funcionamiento de ninguna inversión en particular.
 

¡Hazte cliente online!

Ya puedes ser cliente al crear tu cuenta de manera rápida, fácil y 100% digital.

Este sitio fue optimizado para Explorer 9 en adelante, si quieres visualizarlo correctamente puedes actualizar tu navegador aquí