Simple Invest

Simple Invest

APV
¿Cómo invertir?

APV
¿Cómo invertir?

Aprovecha y complementa tu cotización desde que empiezas a trabajar. Aumenta tu futura pensión desde un comienzo.

Aprovecha y complementa tu cotización desde que empiezas a trabajar. Aumenta tu futura pensión desde un comienzo.

Si eres cliente: inicia sesión aquí

cómo funciona el APV ahorro previsional voluntario​ cómo funciona el APV ahorro previsional voluntario​ cómo funciona el APV ahorro previsional voluntario​
cómo funciona el APV ahorro previsional voluntario​









Ventajas del APV
y cómo funciona






La principal ventaja del ahorro previsional voluntario es que te permite aumentar el monto de tu pensión de jubilación al ahorrar plata adicional al 10% obligatorio que aportas cada mes a la AFP. Pueden tener acceso a él las personas dependientes o independientes que estén cotizando.

Además, sirve para compensar las conocidas “lagunas previsionales”, que son períodos en los que no hubo cotizaciones. Al contratar un APV también tendrás acceso a los distintos beneficios tributarios que ofrece el Estado.

Si bien este tipo de ahorro tiene como finalidad aumentar el monto de tu pensión, en caso de que necesitaras retirar el dinero invertido para algún imprevisto, podrías hacerlo en cualquier momento.


Si eres cliente: inicia sesión aquí






mejores fondos mutuos
cómo ahorrar








¿Conviene contratar APV? :
beneficios






Al ahorrar en APV tienes ciertos beneficios tributarios que entrega el Estado con el objetivo de premiar tu esfuerzo. Estos se definen según tu renta:

APV régimen A: se recomienda para personas con rentas medias – bajas. Es una manera que tiene el Estado de premiar a aquellos que se esfuerzan por ahorrar, con una bonificación del 15% (con un tope de 6 UTM) sobre el monto ahorrado durante el año anterior en APV. Si necesitas retirar tu monto de APV, este régimen no tiene retención de impuestos, por lo que no deberías pagar nada extra, aunque perderías la bonificación fiscal aplicada sobre tu ahorro.

APV régimen B: se recomienda para personas con rentas medias – altas. Este tipo de APV permite rebajar tu base imponible. Es decir, pagarás menos impuesto a la renta debido a que el ahorro en APV se rebajará directamente de tu renta imponible. En este caso, si necesitas retirar tu monto de APV sí deberás pagar impuestos según la tasa sobre el monto a retirar.

Depósitos convenidos: se recomienda para personas con rentas altas, aunque aplica para cualquier tipo de sueldo. Son aportes que se suman a tu APV para mejorar el monto final de tu pensión. Puedes acordar con tu empleador el monto, que no debe superar las 900 UF anuales, ya que, de lo contrario, no recibirás el beneficio tributario y deberás pagar impuestos.









¿Qué es mejor
APV o Cuenta 2?






Todo depende de la meta de ahorro que quieras lograr. Incluso puedes tener ambas cuentas, ya que son independientes la una de la otra.

La principal finalidad del APV es ahorrar para aumentar el monto de tu pensión de jubilación. Es un ahorro a largo plazo que permite complementar tu ahorro obligatorio de la AFP. Además, te permite cubrir lagunas previsionales que pudieras presentar y va asociado a ciertos beneficios fiscales.

De lo contrario, la cuenta 2 es recomendable si tu objetivo es ahorrar a mediano-corto plazo, con metas diversas como irte de vacaciones, comprar un auto o estudiar un magister. Este tipo de cuenta de ahorro se abre en una AFP, aunque no es necesario que sea en la misma en que se cotiza de manera obligatoria.







¿Estás listo para invertir tu dinero?

¿Estás listo para
invertir tu dinero?






____________________________________








____________________________________