Invierte tu bono
en la compañía más premiada
por rentabilidad del 2019

Invierte tu bono
en la compañía más premiada por rentabilidad del 2019

Descubre cómo rentabilizar tu bono invirtiéndolo en APV

Género:
Edad:
Tu sueldo bruto mensual
Tu bono bruto
Tu bono líquido

Indica tu género, edad, tu sueldo y bono para continuar

Volver

Mira cómo aumenta tu bono si lo inviertes en APV:

Tu bono líquido

{{tituloBeneficio()}}

Así crece tu bono

¿Qué % de tu bono quieres ahorrar en APV?

Por tus ingresos te recomendamos invertir en el Régimen {{recomendacion_regimen}}

Tu bono estimado al momento de pensionarte

${{ts(monto_jubilacion)}}

Si eres cliente:

Si no eres cliente:

Comienza aquí

Si tienes dudas:

Contacta un asesor

Aprovecha los beneficios tributarios

de invertir tu bono en APV

¡Premia tu esfuerzo al ahorro!

Si tu sueldo es menor a $3.202.000 (tasa de impuesto igual o menor al 13,5%) te conviene este régimen, ya que pagas impuesto mensualmente, pero recibes un 15% de bono fiscal sobre tu ahorro anual todos los años.

Es decir, el Estado te bonifica todos los años con un 15% de lo que ahorraste el año anterior (con un tope de 6 UTM de beneficio al año, es decir, $297.738 aprox.), cifra que recibirás en tu misma cuenta de APV. Por ejemplo, si en el 2019 ahorraste $1.200.000 en APV, ¡este 2020 el Estado te premiará con $180.000!

Invertir mi bono

¡Rebaja tu base imponible!

Si tu sueldo es mayor a $3.202.000 (tasa de impuesto mayor a 13,5%) te conviene el régimen B, ya que no pagas impuestos hoy, pero sí al jubilarte, cuando se espera que la tasa de impuestos que se te aplique sea menor.

En la práctica, este beneficio consiste en pagar menos impuestos a la renta, ya que el aporte que se realiza en APV se rebaja de la renta tributable. Ten en cuenta que este beneficio tributario tiene un tope de 600 UF anuales, si se hace por uno o varios depósitos directos, o bien de 50 UF mensuales si se hace mediante descuento por planilla.

Invertir mi bono

Depósitos
Convenidos

Es un acuerdo con tu empleador que consiste en que este te pague un monto determinado que se sumará a tu ahorro obligatorio en forma de APV. El acuerdo puede hacerse con ingresos no periódicos y es un beneficio muy atractivo para personas de rentas altas. Su tope es de 900 UF anuales (ya sean por aportes directos o descuento por planilla).

Recuerda que siempre es más conveniente completar primero el límite de APV en Cotizaciones Voluntarias por 600 UF y luego de ello comenzar a ahorrar en Depósitos Convenidos. Esto se debe a que las Cotizaciones Voluntarias pueden ser rescatadas en cualquier momento ante una eventual necesidad, en cambio los Depósitos Convenidos sólo se pueden rescatar una vez que te hayas pensionado.

Invertir mi bono

¡Premia tu esfuerzo al ahorro!

Si tu sueldo es menor a $3.202.000 (tasa de impuesto igual o menor al 13,5%) te conviene este régimen, ya que pagas impuesto mensualmente, pero recibes un 15% de bono fiscal sobre tu ahorro anual todos los años.

Es decir, el Estado te bonifica todos los años con un 15% de lo que ahorraste el año anterior (con un tope de 6 UTM de beneficio al año, es decir, $297.738 aprox.), cifra que recibirás en tu misma cuenta de APV. Por ejemplo, si en el 2019 ahorraste $1.200.000 en APV, ¡este 2020 el Estado te premiará con $180.000!

¡Rebaja tu base imponible!

Si tu sueldo es mayor a $3.202.000 (tasa de impuesto mayor a 13,5%) te conviene el régimen B, ya que no pagas impuestos hoy, pero sí al jubilarte, cuando se espera que la tasa de impuestos que se te aplique sea menor.

En la práctica, este beneficio consiste en pagar menos impuestos a la renta, ya que el aporte que se realiza en APV se rebaja de la renta tributable. Ten en cuenta que este beneficio tributario tiene un tope de 600 UF anuales, si se hace por uno o varios depósitos directos, o bien de 50 UF mensuales si se hace mediante descuento por planilla.

Es un acuerdo con tu empleador que consiste en que este te pague un monto determinado que se sumará a tu ahorro obligatorio en forma de APV. El acuerdo puede hacerse con ingresos no periódicos y es un beneficio muy atractivo para personas de rentas altas. Su tope es de 900 UF anuales (ya sean por aportes directos o descuento por planilla).

Recuerda que siempre es más conveniente completar primero el límite de APV en Cotizaciones Voluntarias por 600 UF y luego de ello comenzar a ahorrar en Depósitos Convenidos. Esto se debe a que las Cotizaciones Voluntarias pueden ser rescatadas en cualquier momento ante una eventual necesidad, en cambio los Depósitos Convenidos sólo se pueden rescatar una vez que te hayas pensionado.