Nuestras sucursales a lo largo del país estarán abiertas de lunes a viernes de 9:00 a 13:00 horas, con excepción de sucursal Las Condes (Apoquindo #3.600). Ayudemos a evitar contagios, realiza tus trámites a través del sitio web, o llámanos al 800 20 10 02. Ver más

 

 

 

 

Conoce las principales excusas de quienes no ahorran

Hoy en día, es evidente que el ahorro es la clave para alcanzar las metas, lograr la libertad financiera y vivir con certidumbre respecto al futuro. Sin embargo, hay quienes prefieren no hacerlo.

Queremos compartir contigo las principales excusas de quienes no ahorran, para que seas capaz de romperlas y que a ti no te pase. 

No me alcanza el dinero

A todos nos ha pasado que en algún momento pensamos que estamos viviendo con lo justo y no nos alcanza para ahorrar. Sin embargo, existen áreas de oportunidad que podemos explotar, por ejemplo, detectando los gastos hormiga que muchas veces pasan desapercibidos. Por otra parte, buscar alternativas para aumentar los ingresos también es una muy buena opción.

Es muy difícil

Es comprensible que al principio te cueste un poco generar el hábito, pero debes ser perseverante y saber que estás trabajando y esforzándote para alcanzar tu propio bienestar. Además recuerda que puedes asesorarte con expertos y pedir ayuda para crear un plan de ahorros.

Todavía soy joven

Algunas personas podrían pensar que son muy jóvenes como para comenzar a preocuparse por el futuro o por la etapa de jubilación, ya que lo ven muy lejano. Por el contrario, entre antes comiences a ahorrar tienes altas posibilidades de alcanzar un buen monto de pensión gracias al interés compuesto.

Tengo muy poco dinero

Creer que se tienen poco dinero para ahorrar y no hacerlo porque piensas que no valdrá la pena, es un error. Al momento de ahorrar no importa la cantidad, pueden ser $5.000, $50.000 o $500.000, lo que si es primordial es la constancia, es decir cumplir sagradamente con tu plan.

Como ya sabes, ahorrar es la clave para que puedas ir de vacaciones, comprarte el auto que quieres, pagar la universidad de tus hijos o esperar la jubilación con total tranquilidad. ¡No dejes de hacerlo y cumple tus sueños!

Comparte este articulo

Este sitio fue optimizado para Explorer 9 en adelante, si quieres visualizarlo correctamente puedes actualizar tu navegador aquí