Nuestras sucursales a lo largo del país estarán abiertas de lunes a viernes de 9:00 a 13:00 horas, con excepción de sucursal Las Condes (Apoquindo #3.600). Ayudemos a evitar contagios, realiza tus trámites a través del sitio web, o llámanos al 800 20 10 02. Ver más

 

 

 

 

¿Cómo se diferencian los distintos tipos de fondos?

Cada fondo tiene características diferentes que se relacionan con el porcentaje de renta variable y renta fija que tiene cada uno y por lo tanto con su nivel de riesgo y rentabilidad esperada.

Para aclarar la diferencia entre renta fija y renta variable, pensemos en un cerro y dos escaladores que quieren llegar a la cima, para esto existen dos caminos muy diferentes:


  • El primer escalador no quiere arriesgarse y toma un camino más seguro, pero más largo. Con menores riesgos, como el riesgo de caerse, esto es como la renta fija, que te entrega una rentabilidad más segura, ya que el riesgo de grandes caídas es bajo, pero la rentabilidad esperada de largo plazo también es más baja. 
  • Son ejemplos de renta fija, invertir en bonos o un depósito a plazo. Acá debemos recordar que aun cuando el riesgo es bajo, existe riesgo y aunque menos frecuente se pueden presentar períodos de rentabilidad negativa.
  • El segundo escalador está dispuesto a correr más riesgos y toma un camino que es más empinado, con mayor dificultad y mayor probabilidad de caerse, pero más corto. Esto es como la renta variable donde se espera que en el largo plazo se obtenga una ganancia mayor a los instrumentos de Renta Fija, pero asociados a mayores riesgos.
    Esto quiere decir que es probable que tengan mayores variaciones durante el tiempo y se presenten periodos de rentabilidad negativa. Un ejemplo de Renta Variable es invertir en empresas (acciones).

Cada fondo tiene características diferentes que se relacionan con el porcentaje de renta variable y renta fija que tiene cada uno y por lo tanto con su nivel de riesgo y rentabilidad esperada.

Como afiliado puedes elegir invertir en hasta dos de estos 5 fondos. Cada uno de ellos tiene una proporción diferente de renta variable y renta fija.

El Fondo A, tiene una mayor proporción de sus inversiones en renta variable, la que va disminuyendo progresivamente en el Fondo B, Fondo C, Fondo D y Fondo E

Los límites de inversión máximos y mínimo en instrumentos de renta variable para cada uno de los fondos son:

 

  Límite máximo permitido Límite mínimo obligatorio
Fondo A - Más riesgoso 80% 40%
Fondo B - Riesgoso 60% 25%
Fondo C - Intermedio 40% 15%
Fondo D - Conservador 20% 5%
Fondo E - Más conservador 5% 0%

Comparte este articulo

Este sitio fue optimizado para Explorer 9 en adelante, si quieres visualizarlo correctamente puedes actualizar tu navegador aquí